Estrategia pedagógica para reflexionar en torno a valores ciudadanos

Escuela Matilde Salamanca

De qué se trata
Cómo se desarrolla
Logros
Desafíos

De qué se trata

En el proyecto educativo está declarada la formación valórica de los estudiantes, valores que tienen que ver con la participación ciudadana, con la responsabilidad social que cada uno tiene con la comunidad, con el medio ambiente. Se han tratado de fortalecer los valores, de forma transversal en todas las asignaturas, en Orientación, en el Plan de convivencia escolar. Y hay actividades con mucha riqueza, como La hora del cuento, que hemos ido haciendo nuestra para lograr ese objetivo”.

(Testimonio de la directora)

La Escuela Matilde Salamanca desarrolla ‘La Hora del Cuento’, una práctica de aula que consiste en la lectura de cuentos al comienzo de la clase.

Esta práctica apunta a la formación integral de los y las estudiantes. Busca promover la reflexión y conversación sobre determinados valores relacionados con la ciudadanía y la vida en comunidad, tales como la valoración de la participación, la responsabilidad social, el cuidado del medio ambiente, la responsabilidad con la comunidad, la solidaridad, el compañerismo, la tolerancia y el respeto.

Cómo se desarrolla

Antecedentes

‘La Hora del Cuento’ surge en el marco de la asesoría pedagógica que prestó una fundación el año 2013. En esa experiencia se capacitó a profesores y profesoras sobre esta herramienta metodológica, entregando elementos para su planificación e implementación en el aula.

Estos últimos años la Escuela Matilde Salamanca se ha apropiado de la estrategia: se implementa en distintas asignaturas -aunque con más sistematicidad en Lenguaje- y niveles educativos (lo que exige buscar cuentos ajustados a cada ciclo). La implementación de la práctica considera los siguientes pasos:

Planificación

El o la docente planifica y prepara la actividad, lo que implica mapear posibles cuentos y escoger uno de acuerdo a su pertinencia, a los valores que se pueden reflexionar en torno al cuento, y a otro tipo de conocimientos y competencias que se pueden trabajar a propósito del texto.

Introducción y lectura del cuento

Escogida la obra se prepara una presentación introductoria, en la que se da cuenta de la biografía del autor (se intenciona la revisión de autores de distintos países y culturas) y se ubica espacial y temporalmente la obra. Luego de esta presentación la profesora procede a leer el cuento de manera expresiva.

Preguntas y respuestas en torno a valores ciudadanos

Terminada la lectura del cuento se inicia un momento participativo, que permite desarrollar habilidades orales y reflexivas del estudiantado, por ejemplo, que practiquen cómo plantear su posición ante una pregunta. Las preguntas de este momento están planificadas para gatillar la conversación e: incluyen dominios afectivos, descriptivos y valorativos.

Niños y niñas participan respondiendo preguntas y comparten sus impresiones sobre las temáticas y valores presentes en el texto. En este momento es importante fomentar la participación del curso, desarrollando estrategias que faciliten el habla de todos.

En una ocasión se recurría a etiquetas con los nombres de los niños, se ponían boca abajo sobre la mesa y servían para que los niños al azar respondieran las preguntas. Así se fomenta la participación de todos. Otra estrategia era entregarles a los estudiantes un palo de colores, él va y dice, ‘quiero que ella responda’, y así entre ellos se dan la responsabilidad de participar”.

(Testimonio docente)

Logros

Nosotros tomamos una estrategia curricular con una transversalidad rica: valores de formación personal y de formación ciudadana. Una estrategia que permite aprender a reflexionar, discutir con respeto, ser tolerantes, respetar a la diversidad, que son temas súper importantes ad portas de la ley de inclusión. Esta estrategia sirve para ir fortaleciendo todas esas áreas y cada establecimiento según su identidad y proyecto puede adoptarla, es una estrategia abierta”.

(Testimonio de la directora)

Una de las profesoras que implementa esta práctica reconoce que a niños y niñas les gusta escuchar cuentos y que esta actividad despierta en ellos distintas inquietudes: alimenta su vocabulario, genera mayor interés por la lectura, quiebra ciertas dinámicas de clase.

Además, esta actividad contribuye al cultivo de valores relevantes para la vida en comunidad. En el momento participativo se conversa en torno a valores, como el respeto al otro y la solidaridad, y se generan reflexiones sobre estos temas. También se refuerzan compromisos con el estudiantado, es decir, se llevan estas reflexiones a la acción: ‘¿qué pasaría si uno replica este aprendizaje en el día a día?’, pregunta la profesora en una de las lecturas observadas. De este modo, ‘La Hora del Cuento’ contribuye a la vinculación de estudiantes con valores y actitudes para la convivencia democrática desde los primeros niveles educativos.

Esta práctica también facilita dinámicas donde niños y niñas conectan las historias de los cuentos con experiencias asociadas a sus vidas. Se generan así oportunidades para que el estudiantado pueda hablar, compartir sus puntos de vista y vivencias.

La Directora de la escuela también subraya el potencial que abriga esta práctica para avanzar hacia un trabajo explícito de la transversalidad. ‘La hora del cuento’ aparece como una estrategia de aprendizaje que permite integrar distintas asignaturas y temáticas, como el lenguaje, la geografía, las ciencias sociales, y las ciencias naturales.

Desafíos

El impacto de esta estrategia depende de su aplicación constante. Por ello, lograr una implementación sistemática es un desafío permanente. Para una de las profesoras consultadas, una forma de disminuir las exigencias de tiempo que implica ‘La Hora del Cuento’ sería desarrollando un ‘Banco de recursos’ que incluyera cuentos impresos, audio-cuentos y planificaciones. La entrega de herramientas concretas que apoyen la aplicación contribuiría así a institucionalizar y fortalecer la práctica.

Ahora, incluso con esos apoyos ‘La hora del cuento’ puede ser vista como una actividad que tensiona la cobertura curricular, y que no permite cubrir los contenidos y objetivos de las otras asignaturas. Un desafío en esa línea consiste en visibilizar y sistematizar los diversos y valiosos objetivos de aprendizaje que pueden trabajarse con esta práctica: es una actividad con la que se puede trabajar la oralidad, la comprensión, la escritura, y valores transversales relevantes para la formación ciudadana desde los primeros niveles de enseñanza.

Por último, un desafío consiste en instalar de manera más sistemática la reflexión sobre asuntos sociales y comunitarios a partir de los cuentos (subrayando, por ejemplo, la discusión en torno a la importancia de la participación local y barrial u otros valores relevantes para la vida en democracia) así como desarrollando innovaciones pedagógicas que exijan mayor involucramiento de niños y niñas: que estudiantes trabajen en grupos, que elaboren noticias a propósito de la narración, o que sean ellos mismos quienes modelen la actividad y lean o representen expresivamente la historia.

Zona:

Región de Coquimbo, Salamanca

Dependencia:

Municipal

Matrícula:

398 estudiantes


Espacio Educativo:

Aula


Nivel educativo:

Educación básica


Tema:

Valores y actitudes para la vida en democracia


Email:

patyveas@hotmail.com

Compartir en redes sociales

Conversemos

Estrategia pedagógica para reflexionar en torno a valores ciudadanos

Envía tu práctica