Formación ciudadana a través de taller de producción artística

Liceo Pedro de Valdivia

De qué se trata
Cómo se desarrolla
Logros
Desafíos

De qué se trata

“Los chicos han aprendido a escuchar, a respetarse, que claramente es un trabajo constante que nunca se acaba, porque en la cultura escolar siempre hay dinámicas que son complejas”. (Testimonio directora)

En el marco del Plan de Formación Ciudadana, en el Liceo Pedro de Valdivia de La Calera se implementa como plan piloto un taller de producción artística que aborda disciplinas como la fotografía, la creación audiovisual, la ilustración y la pintura como medios para que el estudiantado desarrolle habilidades democráticas y ciudadanas.

A través de la creación y el desarrollo de proyectos colectivos, los y las jóvenes exploran sus intereses, forman parte en la construcción de sus aprendizajes, aprenden a trabajar en equipo y fortalecen su identificación con el liceo.

Por otro lado, a través de salidas pedagógicas y trabajo en terreno, este taller busca que los y las estudiantes conozcan y se vinculen mejor con su entorno, que desarrollen confianza en sí mismos y en sus compañeros y que cuenten con nuevas herramientas para construir un proyecto de vida a futuro.

Cómo se desarrolla

“Es necesario también tener estos espacios donde los estudiantes generen reflexión, generen pensamiento creativo. Hay autonomía y nuestro contexto de verdad que lo necesita, este liceo lo necesita.” (Testimonio docente)

El taller de producción artística para la formación ciudadana se lleva a cabo en ocho horas pedagógicas semanales, las cuales se distribuyen en seis horas de libre disposición obligatorias para los 2° medios y dos horas en el fin de semana, que bajo el programa “Escuela Abierta” está disponible para quienes quieran asistir, sean del liceo o de otros establecimientos.

El equipo a cargo se compone por un docente de historia, un comunicador audiovisual y un diseñador gráfico, quienes lideran cada uno de los tres módulos del taller: artes gráficas, artes audiovisuales y fotografía. Estos módulos funcionan de manera paralela en cada sesión semanal y se utiliza como espacio dos salones y el patio del liceo.

Las clases incluyen una dimensión teórica-expositiva -en la que los profesores presentan contenido especializado- y una dimensión práctica, en la que las y los estudiantes pueden realizar sus proyectos de forma autónoma guiados por los docentes. En el módulo audiovisual, por ejemplo, pueden ver una película y discutir sobre ella en una sesión, mientras que en otra pueden ensayar cómo hacer un corto con la técnica ‘stop motion’ animando fotografías en secuencia.

Durante las horas destinadas a los 2º medios, se contemplan dos salidas pedagógicas por mes. A través de un recorrido previamente establecido, las y los estudiantes interactúan con el territorio y sus habitantes a través de la cámara fotográfica, conociendo a personas con las que normalmente no interactuarían en su paso cotidiano por la calle.

En una de estas salidas, por ejemplo, visitaron una feria libre y -portando carteles con mensajes inclusivos como “Bienvenidos a La Calera”- se fotografiaron con feriantes, transportistas, locatarios, compradores y perros callejeros. En estas salidas a terreno, los y las estudiantes aplican en terreno lo aprendido en el taller de fotografía artística, como la utilización de la simetría, el ritmo y la perspectiva, utilizando su ciudad como escenario.

También dentro de las actividades del taller, las y los estudiantes han recibido visitas de diversos artistas pertenecientes al circuito artístico local, nacional e internacional, con quienes discuten sobre su trabajo artístico y el desarrollo de sus carreras profesionales.

Las actividades del taller se diseñan considerando la cultura e intereses de los jóvenes, explorando disciplinas como el grafiti, el muralismo, la fotografía digital y el hip-hop, entre muchas otras. A su vez, se complementa el uso de equipos profesionales con la utilización de recursos que les son familiares, como las redes sociales o las cámaras fotográficas de celulares.

Logros

“En el taller nos hacen darnos cuenta de cosas, porque al colegio uno no viene solo a aprender números y letras y todo eso, uno aquí viene a aprender cosas que más adelante te van a servir todos los días. Cosas como la humildad, el respeto, la amistad, todas esas cosas.” (Testimonio estudiante)

Tanto estudiantes, como docentes y directivos, coinciden en que los principales logros de esta práctica son el desarrollo de habilidades y valores para vivir en comunidad tales como el respeto a los demás, la valoración e identificación con el territorio y con el patrimonio cultural, el trabajo en equipo y el aumento del autoestima de los y las estudiantes participantes.

Esto se logra a través del aprendizaje creativo en el que las y los estudiantes tienen un rol protagonista y no sólo receptivo en la construcción de su conocimiento.

También es gravitante la confianza depositada en ellos por los docentes y el constante reforzamiento de su potencial como agentes de cambio y como creadores, lo que los motiva a buscar nuevas herramientas para construir sus proyectos de vida. Un ejemplo de esto es la invitación a participar en concursos, ferias y fondos culturales en el contexto del taller para financiar y desarrollar las ideas de las y los estudiantes.

Otro logro resaltado por la dirección del liceo, es el efecto positivo que el taller ha tenido en la convivencia escolar y en la identificación que sienten las y los estudiantes con su liceo. Esto se logra, en parte, al motivar la apropiación del espacio común, por ejemplo a través de la creación de murales y grafiti en el marco del taller.

Por último, los y las estudiantes destacan que las salidas pedagógicas les han permitido conocer su comuna desde la perspectiva de las personas que la habitan. Valoran conocer la realidad de los trabajadores que se encuentran en la calle, la oportunidad de fotografiarlos y de compartir con personas con las que normalmente no hablarían en su día a día.

“Te da una realidad diferente a la que estás viviendo. En las salidas hemos conocido a extranjeros, feriantes… la gente que trabaja. Lo bonito de eso es que la gente se ríe con uno. Les gusta divertirse con nosotros, porque nadie lo hace.” (Testimonio estudiante)

 

Desafíos

Al tratarse de un plan piloto dentro de la formación ciudadana, uno de los desafíos más importantes identificado por los directivos es la evaluación del taller. Se plantea la necesidad de diseñar pautas de evaluación sistemáticas para conocer más claramente qué objetivos se cumplen a cabalidad y cuáles hay que reforzar, así como integrar aportes de los y las estudiantes al respecto.

Frente a la amplia aceptación que ha tenido el taller por parte del estudiantado, uno de los principales desafíos identificado para el futuro es integrar este tipo de aprendizaje creativo y participativo de manera transversal en la implementación del currículum escolar. Para ello se proponen algunos pasos a seguir: motivar y capacitar a la planta docente, integrar y comprometer a los apoderados con la comunidad escolar y desarrollar participativamente un plan de formación ciudadana que guíe estos esfuerzos y se vincule con el trabajo en aula.

Por último, se plantea que un taller de formación ciudadana a través de la producción artística conlleva, por un lado, un trabajo administrativo para financiar los costos y, por otro, el desafío de organizar la gran cantidad de salidas a terreno. Para ello, se sugiere contar con una planificación detallada a principio del año escolar y tener en cuenta la posibilidad de que surjan eventualidades en la implementación.

Zona:

La Calera

Dependencia:

Municipal

Matrícula:

241


Espacio Educativo:

Actividades extraprogramáticas

Vinculación con el medio


Nivel educativo:

Educación media


Tema:

Interculturalidad, identidad local y/o nacional

Reflexión y debate sobre temas públicos


Teléfono:

2222183

Email:

liceopedrodevaldivia@gmail.com

Compartir en redes sociales

Conversemos

Formación ciudadana a través de taller de producción artística

Envía tu práctica