Gobierno escolar en educación básica

Escuela León Humberto Valenzuela

De qué se trata
Cómo se desarrolla
Logros
Desafíos

De qué se trata

Nosotros podemos hacer un país, nuestro curso, nuestra escuela, la podemos hacer un país, y ahí sí podemos hacer democracia. Yo junté a todos los niños de las directivas y les expliqué que íbamos a hacer una organización distinta, íbamos a formar equipos e íbamos a tener un gobierno escolar con bastante participación de ellos”.

(Testimonio del director)

Desde el 2007 en la Escuela León Humberto Valenzuela se implementa un gobierno escolar que replica elementos de la estructura del Estado chileno (presidente, ministros, asesores). Esta práctica surge con el interés de potenciar la participación estudiantil en la escuela y así generar una mayor identidad con la escuela.

En términos amplios, el Gobierno Escolar busca que niños y niñas experimenten de manera vivencial los valores ciudadanos, demostrando que la escuela puede replicar y hacer suya la organización democrática de la sociedad.

Cómo se desarrolla

Antecedentes de la práctica

El gobierno escolar se instala en la Escuela León Humberto Valenzuela el año 2007 con la llegada de un nuevo Director.

En uno de los hitos iniciales de su gestión, el Director se reunió con los líderes de los cursos de 3º a 8º básico y generó un espacio de reflexión en torno a la pregunta ‘¿qué cambiarían a la escuela?’. De parte del estudiantado surgieron varios diagnósticos, propuestas y proyecciones, que sirvieron para asentar la importancia de un gobierno escolar para trabajar en conjunto los desafíos visibilizados.

La implementación del gobierno escolar contempla cada año las siguientes etapas:

Constitución de directivas

En primer lugar, cada curso conforma una directiva elegida democráticamente, compuesta por presidente, vicepresidente, secretario y tesorero.

Definición de candidatos

Una vez constituidas, el Director y la Orientadora convocan a las directivas a una reunión ampliada. En ella se presentan elementos de la institucionalidad política chilena: cómo se estructura el gobierno, la función del presidente, el rol de los ministros, y cómo esa forma de organización se replica en la escuela bajo la figura del gobierno escolar. En la reunión también se sondea los potenciales interesados en participar en dicho gobierno. Entre los asistentes se definen dos líderes, denominados ‘candidatos a presidente’ que comienzan a desarrollar un programa.

Campaña

El período de campaña dura una semana, y en él los candidatos pegan carteles en la escuela, se presentan en los cursos y describen las acciones que les interesa llevar a cabo (por ejemplo, salidas pedagógicas, campeonatos deportivos, mejoras a la infraestructura, campañas de limpieza del entorno, entre otras).

Votación

Una vez terminada la semana de campaña, el estudiantado de 3º a 8º básico vota por el candidato o candidata de su preferencia. Este proceso simula las elecciones institucionales del país: se ubica una urna con candado, una cámara secreta, se genera un registro electoral, y se les enseña a los y las estudiantes cómo votar.

Constitución del gobierno escolar

Contabilizados los votos -y ya elegido el candidato o candidata- se coordina una nueva reunión donde el presidente o presidenta define entre los miembros de las directivas de cursos a sus ministros de hacienda, de economía, de justicia, de educación, de deporte, de medioambiente, de relaciones exteriores y de salud.

Plan de acción

En esa reunión se le explica al recién constituido gobierno escolar el objetivo de la organización, las funciones de cada ministro, y se le entrega como tarea traducir sus propuestas iniciales en un ‘Plan de Acción’ con objetivos, plazos y responsables, el cual debe ser entregado luego de una semana. Ese plan es trabajado con la Orientadora, quién revisa su contenido y lo ajusta al contexto de la escuela.

Forma de trabajo

Aproximadamente una vez al mes se realizan reuniones entre el Director, la Orientadora y el Gobierno Escolar (en ocasiones se hacen reuniones ampliadas que incluyen a todas las directivas de 3º a 8º básico). En estas reuniones se les comunica a los y las estudiantes decisiones que los involucran, se monitorean los avances del plan de acción, se evalúan situaciones contingentes donde el alumnado podría participar y se genera un espacio donde puede transmitir sus inquietudes o las de sus compañeros/as.

El Gobierno Escolar y las directivas de curso bajan la información presentada en esas reuniones a sus compañeros y compañeras, y levantan inquietudes de éstos para canalizarlas y transmitirlas mediante su organización.

Dentro de su accionar, el Gobierno Escolar coordina jornadas de limpieza del entorno, realiza visitas a hogares de anciano, organiza campeonatos y talleres, y participa en otras actividades, como una consulta en el marco del programa municipal ‘Quiero mi barrio’, donde contribuyó con su voz y opinión a la remodelación de la plaza ubicada fuera del colegio.

Logros

Yo encuentro que se usa mucho la democracia, se escucha mucho a los estudiantes acá en el colegio, y para mí eso significa la democracia, escuchar a los demás para tomar decisiones”.

(Testimonio estudiante)

El Gobierno Escolar impacta en cómo es percibido el estudiantado. Antes éste ocupaba un rol pasivo, como receptor de las decisiones que tomaban los adultos, mientras que hoy en día hay mayor consideración de sus inquietudes y opiniones.

A los y las estudiantes se les informa de los eventos que tienen lugar y las decisiones que se toman en la escuela, y se genera un espacio donde ellos también pueden canalizar sus inquietudes, objetivos e ideas. Esto demuestra cómo estudiantes de educación básica pueden ser parte activa en la organización de la escuela. El Director y la Orientadora perciben empoderamiento por parte del estudiantado e interés en seguir participando del gobierno escolar.

Los propios estudiantes hacen un balance de los resultados del Gobierno Escolar. Sus participantes directos lo ven como un espacio de aprendizaje para expresarse, para representar a otros y liderar acciones. El resto del estudiantado percibe esta práctica como una demostración de la importancia que tienen sus opiniones, pues se toman decisiones en función de ellas. En ese sentido, niños y niñas interiorizan lo importante que es ayudar a otros, dar a conocer la opinión, participar en la comunidad escolar y en espacios más amplios (en una junta de vecino, por ejemplo).

Lo mismo que pasa con los ministros en el país, pero aquí lo hacemos en un grupo más chico, y nos ponemos de acuerdo, damos las opiniones de nuestros compañeros, las compartimos con un grupo de compañeros en una reunión con el Director y con la señorita Sandra, y ahí compartimos todas nuestras ideas y las ideas que tenemos del colegio, qué se puede hacer, actividades que se pueden presentar”.

(Testimonio estudiante)

El gobierno escolar fortalece el sentido de pertenencia de los y las estudiantes con la escuela. Niños y niñas han logrado identificarse, querer más, respetar el colegio. Las distintas acciones colaborativas que surgen de esta práctica (por ejemplo, el cambio conjunto de la imagen de la escuela, la definición participativa de las normas, la generación de lazos entre distintos cursos y niveles) ayudan a que estudiantes cada día se sientan más parte de la comunidad.

Desafíos

Un desafío para consolidar el gobierno escolar tiene que ver con garantizar mayor apoyo y orientación en las distintas actividades de esta organización. Una posibilidad es generar la figura de un asesor permanente, que dedique más horas a orientar su labor y así asegurar el desarrollo y cumplimiento de los planes de acción. Esto además podría facilitar el involucramiento del Gobierno en los distintos ámbitos de la gestión escolar, y con ello encarnar los principios de una democracia vivida cotidianamente por el estudiantado.

Podríamos orientar más, porque los estudiantes tienen muchas ideas, tienen sus planes, pero a veces son poco aterrizados. Tenemos que orientarlos más respecto a qué cosas son factibles de hacer y cómo hacerlas”.

(Testimonio de la orientadora)

Por último, un desafío de esta práctica es cómo asegurar que la experiencia democrática y participativa del Gobierno Escolar impacte a todo el estudiantado de la escuela y no sólo al grupo que activamente se involucra en este organismo. Una posible estrategia podría contemplar el diseño y supervisión de los espacios que vinculan a los representantes del Gobierno Escolar con el resto de los alumnos y alumnas, para que estos últimos también experimenten y perciban que sus opiniones y reflexiones son consideradas en el desarrollo de la vida escolar.

Zona:

Región Metropolitana, Maipú

Dependencia:

Municipal

Matrícula:

553 estudiantes


Espacio Educativo:

Participación


Nivel educativo:

Educación básica


Tema:

Ciudadanía, Estado de derecho e instituciones

Participación y cultura democrática en la escuela


Email:

adrianmancilla@gmail.com

Compartir en redes sociales

Conversemos

Gobierno escolar en educación básica

Envía tu práctica