Currículum para fortalecer identidad local y participación

Corp. Municipal de Educación de Castro

De qué se trata
Cómo se desarrolla
Logros
Desafíos

De qué se trata

Para que una persona tenga una conciencia de ciudadano, desde los más pequeños hay que fomentar los espacios de opinión y realizar una escucha real de los y las estudiantes, escuchar sus preocupaciones, qué está mirando, qué interpreta, por qué están mirando las cosas de cierta manera”.

(Testimonio encargada educación parvularia)

Desde el año 2011 en los jardines y escuelas con educación parvularia de la Corporación Municipal de Educación de Castro, se están implementando una serie de iniciativas para dar pertinencia cultural al proceso de enseñanza y aprendizaje. Para ello, se han desarrollado un libro de contenidos culturales y orientaciones pedagógicas, un currículum, y talleres de arte en la misma línea.

Estas iniciativas surgen de la necesidad de adecuar las actividades y temáticas de las clases a un entorno que resultara más significativo para niños y niñas, entendiendo que el nivel de educación parvularia es un primer espacio de descubrimiento y comprensión del mundo que los rodea.

Los objetivos de estas iniciativas son “desarrollar una contextualización curricular adaptando el currículo nacional al conocimiento experiencial de los alumnos y a la cultura local de tal manera de lograr un aprendizaje más significativo” (Un currículo Culturalmente pertinente para los niños y niñas de la comuna de Castro, pág. 7). Adicionalmente, estas actividades buscan desarrollar el sentido de pertenencia e identidad cultural al territorio que se habita, generando oportunidades para que alumnos y alumnas sean seres activos y constructores de su espacio de aprendizaje, y promover la participación de las familias en el proceso educativo.

Cómo se desarrolla

Diseño de orientaciones

Para comenzar a implementar clases con pertinencia cultural, las educadoras -con el apoyo de la Corporación Municipal-, elaboraron un libro llamado “En Chiloé a través del año. Una mirada pedagógica”. Este material entrega orientaciones de temáticas y actividades para desarrollar en clases en cada mes del año, y que están vinculadas con la cultura local y el entorno natural de Chiloé.

Empezamos a ver que en Mayo podíamos celebrar el mes del mar, pero de nuestro mar, vivimos rodeados de mar, todas nuestras comunidades se han asentado a orillas del mar… culturalmente nuestro mar ha sido parte importante de nuestro patrimonio cultural, desde el inicio, desde los Chonos”.

(Testimonio encargada educación parvularia)

Desarrollo de currículum

Un segundo componente de este trabajo, es un currículum con pertinencia local, elaborado con la participación de distintos miembros de la comunidad (cultores locales, investigadores, educadoras y técnicos de párvulo) y con la asesoría y apoyo técnico de una universidad. Para su elaboración, se seleccionaron ejes significativos de la cultura chilota a tener en cuenta en la práctica pedagógica, con el objetivo que los espacios educativos, los contextos y experiencias de aprendizaje incorporaran elementos de la cultura local.

Como resultado, el currículum detalla ámbitos de trabajo, aprendizajes esperados, recursos y acciones para desarrollar en el aula con pertinencia cultural. Enfatiza además la importancia de generar espacios para la participación de niños y niñas en las clases, para rescatar sus intereses y motivaciones, y el involucramiento de las familias en el proceso de aprendizaje como portadores de la cultura.

A modo de ejemplo, frente al objetivo de aprendizaje “Organizarse grupalmente para realizar actividades propias de su localidad (ámbito: formación personal y social, núcleo: convivencia)”, el currículum con pertinencia local propone como actividad la realización de una feria chilota, en la que los y las estudiantes llevan canastos con productos que fueron cultivados en las huertas de sus casas, se realiza un trabajo de organización, y luego reproducen la dinámica de la feria con roles diferenciados.

Enseñanza y aprendizaje con pertinencia cultural

Para planificar las clases, las educadoras definen una temática, y posteriormente indagan con niños y niñas sus conocimientos e intereses vinculados al tema. A partir de ello, se diseñan y se llevan a cabo acciones que consideran la opinión de estudiantes y que fortalecen el sentido de pertenencia y conocimiento de la cultura. En este proceso de diseño y planificación, las educadoras contemplan además:

  • La habilitación de espacios de aprendizaje que reflejen la cultura propia de la zona: cocina y feria chilota, rincón de telares, etc.
  • El conocimiento de las familias de la cultura local, haciéndolos participar en algunas de las actividades.
  • El entorno natural como espacio formativo de los y las estudiantes, a través de salidas pedagógicas a terreno.
  • El trabajo con material concreto que sea parte de los recursos que tienen niños y niñas en su entorno cercano, y la creación de material didáctico con elementos locales como madera, lana, piedras, etc.
  • La realización de talleres que promueven el vínculo entre arte, cultura y entorno natural, tales como tejido en telar, pintura, entre otros.

En la planificación tenemos dos veces a la semana la zona de los rincones, donde está la casa, la construcción, la artesanía, y ahora también está la feria y ahí ellos van a trabajar de manera más formal, se cuida que jueguen distintos roles. Ellos tienen que decir por qué escogen cada rincón, qué irán a hacer, y al final se les pregunta si hicieron lo que tenían pensado, cómo resultó, etc.”.

(Testimonio educadora de párvulos)

Logros

El niño siente que es valorado con su cultura, y al sentirse valorado se presenta al resto con más orgullo. Yo soy chilote… antes ellos sabían que vivían en Rilán no más, pero no sabían que Chiloé era una isla… entonces es importante rescatar todo eso”.

(Testimonio educadora de párvulos)

En aquellos jardines y escuelas donde se ha realizado un uso sistemático del currículum con pertinencia cultural, se han multiplicado las instancias para trabajar temas de la cultura local y la naturaleza. En ellas el entorno y contexto se ha convertido efectivamente en un espacio de aprendizaje, lo que permite mejorar el conocimiento y valoración de niños, niñas y apoderados sobre su cultura y la naturaleza que les rodea (fiestas, actividades productivas, materiales propios).

Por otra parte, esta forma de trabajo ha transformado las prácticas pedagógicas, aumentando las actividades para motivar la participación de niños y niñas en clases, (realizar preguntas abiertas, abrir espacios de conversación, recoger sus intereses, etc.). Esto permite que sean agentes activos y creativos durante el proceso de enseñanza aprendizaje, y contribuye a que expresen mejor sus ideas y opiniones.

Esta forma de trabajar implica que tengan iniciativa, que sean creativos, implica que escuchemos a los niños, porque muchas veces antes no los escuchábamos. El hecho que ahora los escuchemos y validar sus opiniones”.

(Testimonio educadora de párvulos )

En estas escuelas y jardines se han generado espacios de participación para que padres y apoderados participen en el proceso de enseñanza, transformando las prácticas y temáticas habituales de participación. Las familias actualmente aportan con su conocimiento del entorno y de la cultura local, lo que favorece su empoderamiento, en tanto sus conocimientos son validados como un saber valioso de compartir y son parte del currículum que se trabaja en el aula.

Desafíos

El principal desafío que impone una práctica como ésta, es que en los establecimientos educacionales se generen de manera estable espacios y tiempos de trabajo y de coordinación para que educadores y educadoras discutan su práctica, reflexionen sobre lo que realizan, y propongan materiales y actividades que favorezca el trabajo pedagógico con pertenencia cultural.

Otro de los desafíos inherentes a esta iniciativa, es que educadores y educadoras modifiquen las prácticas pedagógicas o metodologías que tienden hacia la exposición de contenidos y limitan los espacios de interacción con niños y niñas. Para promover el desarrollo de habilidades de argumentación y reflexión desde la infancia, es necesario poner en práctica actividades que favorezcan un involucramiento activo de niños y niñas en clases.

Para la implementación de una práctica como ésta, se cree necesario generar instancias para articular el trabajo con pertinencia cultural que se está llevando a cabo en la educación parvularia con el nivel de educación básica, a modo de dar continuidad a la metodología que se inicia en estos primeros años de formación.

Un último desafío o aprendizaje a partir de esta práctica, es la necesidad de incorporar a las educadoras y técnicos en párvulo en la toma de decisiones, con el fin de empoderar a estas profesionales, y facilitar la apropiación y uso sistemático de las nuevas metodologías.

Zona:

Región de Los Lagos, Castro

Dependencia:

Municipal

Matrícula:


Espacio Educativo:

Aula

Participación


Nivel educativo:

Educación parvularia


Tema:

Interculturalidad, identidad local y/o nacional

Participación y cultura democrática en la escuela


Email:

mdiaz@corpocas.cl

Compartir en redes sociales

Conversemos

Currículum para fortalecer identidad local y participación

Envía tu práctica