Intercambios escolares para fomentar valores democráticos

Colegio Raimapu

De qué se trata
Cómo se desarrolla
Logros
Desafíos

De qué se trata

Yo destacaría algo que hay en este colegio, que no he observado en otros establecimientos, que es el tema de las salidas. Se prepara harto a los niños para convivir con los otros en otros espacios. Por ejemplo el tema de los campamentos y los pre campamentos. Eso empieza desde súper chiquititos. Desde el jardín”.

(Testimonio docente)

Desde el año 2003 en el Colegio Raimapu se realizan intercambios con escuelas rurales de distintas regiones del país, entre estudiantes de 8º básico.

La institucionalización de esta iniciativa fue posibilitada por el énfasis que da el proyecto educativo de este establecimiento a la formación de estudiantes con valores y actitudes para la vida en democracia, que demuestren interés por su entorno y asuman un rol activo y participativo en la comunidad.

Los objetivos de los intercambios son conectar al estudiantado con otras realidades, insertarlos en contextos que son diferentes a los que experimentan en el día a día, y así posibilitar el desarrollo de principios tales como la valoración a la diversidad, la empatía y el respeto por otros.

 

Cómo se desarrolla

Salidas para preparar intercambio

Para participar del intercambio, los y las estudiantes son preparados a lo largo de toda la educación parvularia y básica con actividades que los hacen salir del contexto en el que se encuentran insertos y en los que necesariamente deben convivir con otros. La primera de estas iniciativas se desarrolla desde el nivel parvulario hasta 3º básico, y en ella niños y niñas se quedan a dormir una noche en el colegio con sus compañeros y compañeras. El objetivo de la actividad es generar un espacio seguro en el que estudiantes se desprenden de sus rutinas y sus familias.

Desde 4º a 7º básico alumnos y alumnas realizan salidas de tres días y dos noches, y se quedan en cabañas con sus compañeros y profesores. En esta instancia se busca que, además de convivir con otros y salir de su espacio habitual, los y las estudiantes desarrollen habilidades para organizarse, realicen tareas domésticas con autonomía, y generen capacidades para la convivencia pacífica y respetuosa, y para la resolución de conflictos.

Acciones para preparar intercambio

En paralelo a estas salidas, desde 5º básico se llevan a cabo otras actividades preparativas denominadas “Rumbo al intercambio”. A través de ellas se busca que los estudiantes tengan espacios de contacto e interacción con personas diferentes de ellos. Se visitan asilos de ancianos y jardines infantiles, y los y las estudiantes preparan actividades para desarrollar en estos encuentros.

Implementación

En 8º básico se lleva a cabo el intercambio con escuelas rurales durante el segundo semestre. Se ha trabajado con establecimientos de San Juan de la Costa y de Tirúa. Para materializar esta iniciativa, tanto el colegio de Santiago como los de regiones deben gestionar diversos aspectos logísticos, tales como traslado de estudiantes, registro de asistencia, raciones alimenticias, selección de profesores que acompañan a estudiantes, entre otros.

Los intercambios actualmente tienen dos etapas de implementación, denominadas por el colegio como ‘la ida’ y ‘la vuelta’.

  • En la primera, durante una semana estudiantes del Colegio Raimapu viven la experiencia de un niño o niña de una zona rural del sur de Chile: asisten a clases en escuelas rurales, viven con sus familias en el campo o en pequeños poblados, y realizan todo tipo de actividades que se relacionen con la cultura que los acoge.
  • En la segunda fase, estudiantes de escuelas rurales visitan Santiago. Durante una semana, niños y niñas del sur son recibidos en las casas de estudiantes del Raimapu. El colegio organiza diversas actividades para enriquecer esta experiencia de aprendizaje: se realizan salidas pedagógicas a museos y parques, se desarrollan talleres con diversas actividades (circo, por ejemplo), entre otras.

Puede significar a veces hacer fuego para prender la estufa, amasar, preocuparse de los chanchos, darles comida a los pollos, picar leña, cosas que obviamente no hacemos acá”.

(Testimonio del director)

Logros

Te enseña a ver otras realidades que no tienen nada que ver con la tuya. Tuvimos que estar en la casa de un niño que tenía que viajar todos los fines de semana, subir el cerro entero”.

“No juzgar a las personas, uno no sabe cuál es su realidad. Aunque no los conozcas, no por eso merecen ser juzgados, ni tratados diferente”.

(Testimonio estudiante)

Estudiantes, docentes y el director valoran los intercambios como una experiencia que pone al alumnado en contacto directo con la diversidad social, económica y cultural que caracteriza a Chile, y permite tomar conciencia de estas diferencias.

Representantes de toda la comunidad educativa consideran que la experiencia del intercambio favorece que los y las estudiantes desarrollen valores necesarios para la vida en democracia, como el respeto por los otros, la reflexión en torno a los prejuicios, la aceptación de diferencias y la valoración de diversas formas de vida.

Por último, miembros de toda la comunidad valoran esta experiencia como una oportunidad para involucrarse en rutinas y prácticas con las que no se está familiarizado, y como un espacio de aprendizaje de otras culturas.

Comí en una ruca. Hacían cosas en una ruca y había mucho humo (…) Tenían un cementerio muy cerca del colegio, Jugamos palín… Jugamos chueca. Yo no jugué, los niños jugaron. Las niñas no podían jugar. Eso es parte de la cultura mapuche”.

(Testimonio estudiante)

Desafíos

El primer desafío que impone una práctica como el intercambio, es que las comunidades educativas reconozcan el valor que tiene para la formación de estudiantes que éstos conozcan y compartan otras formas de vida, y experimenten en primera persona las implicancias de haber nacido en un contexto social, cultural y económicamente distinto.

Con los intercambios el Colegio Raimapu demuestra la relevancia que tiene en su proyecto formativo la experiencia de la diversidad. A partir de esta práctica se intenciona que el estudiantado se haga consciente y experimente las diferentes formas de vida existentes en Chile, y que sea capaz de valorarlas con sus particularidades.

Otro de los desafíos de llevar a cabo esta práctica o una similar, es tener apertura a la innovación educativa. El intercambio, y sus distintas instancias preparativas, son actividades que exigen ir más allá de las acciones rutinarias de las escuelas. De ahí que sea importante motivar y comprometer a docentes y directivos con el desarrollo de nuevas iniciativas que contribuyen a la formación de estudiantes a través espacios experienciales.

Otro aspecto clave para implementar esta práctica se relaciona con su organización y gestión. Al respecto, es importante considerar una detallada planificación de la misma, la generación de alianzas y redes de trabajo con escuelas que estén motivadas por desarrollar este tipo de proyectos, de tal modo de facilitar su ejecución en el tiempo.

Un último desafío se relaciona con la generación de confianza entre personas y comunidades educativas. El intercambio requiere que estudiantes, docentes y apoderados de ambas culturas tengan la confianza para llevar a cabo esta actividad, vean la oportunidad de desarrollo que puede significar, más que los riesgos de conectarse con realidades y personas desconocidas.

Zona:

Región Metropolitana, La Florida

Dependencia:

Particular subvencionado

Matrícula:

812 estudiantes


Espacio Educativo:

Actividades extraprogramáticas


Nivel educativo:

Educación básica


Tema:

Interculturalidad, identidad local y/o nacional

Valores y actitudes para la vida en democracia


Email:

secretaria@raimapu.cl, secretaria.raimapu@gmail.com

Compartir en redes sociales

Conversemos

Intercambios escolares para fomentar valores democráticos

Envía tu práctica